‘¿Qué ha pasado aquí?’ Es lo único que pensarás cuando veas estos desastrosos errores de diseño de los que algunas personas han sido testigos. Queremos pensar que no fue intencional y que un lapsus de distracción extremo atacó con toda sus fuerzas a las personas responsables. Sea como sea, el resultado es sumamente divertido, aunque algunos resultan bastante preocupantes. Algo me dice que estas personas ya no volvieron a ser contratadas nunca jamás.

Comentarios via Facebook