El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de la provincia Duarte condenó a siete años de prisión a un joven que habría confesado asesinar a otro en un hecho ocurrido el pasado año en el sector San Martín de Porres (Ravo Chivo) de esta ciudad.

Erick Manuel Núñez Paulino, acusado de ultimar a tiros al joven Ángel Gabriel Marizán, conocido como Lubriel, deberá cumplir un período de cuatro años en el Centro de Corrección y Rehabilitación Vista Al Valle, y otros tres de manera domiciliaria bajo supervisión del dispositivo de la ejecución de la pena, con fines de poder reintegrar en la sociedad al imputado.

Además, Núñez deberá pagar una indemnización de un millón de pesos en favor del padre de la víctima.

Se recuerda que Marizán fue ultimado en un confuso incidente ocurrido próximo a un punto de venta y distribución de sustancias controladas el 26 de agosto del pasado año 2016 en el referido sector de esta ciudad.

Comentarios via Facebook