Si sufres todos los días al desenredar tu cabello, piensa que hay alguien más desafortunado que tú. Ese es el caso de Shilah Calvert Yin, una niña de siete años a quien la rebeldía de su cabello la ha hecho llorar en más de una ocasión, pues tiene el síndrome del cabello impeinable.

Esta condición, solo la padecen otras 100 personas en el mundo y genera que su cabello se esponje desde el cuero cabelludo hasta las puntas, por lo que es imposible cepillarlo, alisarlo o contenerlo con una liga.

Niña con cabello rubio suéter blanco y falda

Comentarios via Facebook