Taylor Swift se encuentra viviendo un momento difícil, luego de haber interpuesto una demanda contra un hombre al que acusa de haber tocado su trasero durante una sesión de fotos. El hecho ocurrió en 2013, previo a un concierto que ofrecería la cantante en Denver, Colorado, Estados Unidos.

La famosa de 27 años fue llamada al estrado por el abogado del demandado, para dar su versión de los hecho ocurridos, cuando supuestamente, el DJ David Muller le agarró el trasero por debajo de la falda.

Comentarios via Facebook