De verdad que causa mucha indignación ver cuando una persona abusa de otra que no puede defenderse, pero peor aún, cuando no existe razón para tal agresión, mire en caso que le vamos a presentar a continuación.

Una mujer celosa y con problemas con su exesposo, no se le pudo ocurrir otra idea que ir a pagar con la exsuegra, es decir, la madre de su expareja a quien la dejó postrada en cama, luego de propinarle un total de siete puñaladas. La señora está interna en el hospital Regional y Docente Alejandro Cabral de la ciudad de San Juan de la Maguana.

La señora Angelina Otaño narra el calvario y difícil momento vivido, cuando esta mujer como toda una leona, llegó acabando con todo y le propinó las estocadas.

La señora dice que luego de herirla, la mujer empezó a romper todo lo de la sala, los muebles y un espejo que su hijo tiene en el techo (la doñita delató al hijo ahí sin querer)

Cuenta que la mujer llegó vociferando que iba a matarla a ella y luego a quitarse la vida, luego cuando el hijo de la señora llegó, la mujer con la puerta cerrada y desde adentro le vociferaba que si abría la puerta, iba a matar a su madre y luego se quitaría la vida ella. Se pasó la noche entera diciendo eso, imagínese usted las horas de terror vividas por esa pobre señora.

Pero esuchen esto ahora, cuando la Policía llegó, se quedaron como guanajos fuera de la casa, alegando que no podían entrar sin un miembro del ministerio público, o sea, la mujer se atrevía a cometer una desgracia y los policías parados afuera!

El hijo exige que se haga justicia, ya que esta mujer por poco y le mata su madre.

Comentarios via Facebook